La Importancia de las Alertas Alimentarias en la Seguridad Alimentaria

Las alertas alimentarias, instrumentos críticos en el mantenimiento de la seguridad alimentaria, desempeñan un papel vital en la protección de la salud pública al prevenir la exposición a alimentos potencialmente dañinos.

Estas alertas no solo facilitan la rápida retirada de productos alimenticios que violan las normas de seguridad, sino que también sirven como mecanismo de prevención contra brotes de enfermedades transmitidas por alimentos. A través del prisma de la trazabilidad alimentaria, este artículo explora la importancia fundamental de las alertas alimentarias dentro del sistema global de seguridad alimentaria.

Proceso de Alertas Alimentarias

El proceso de alertas alimentarias es un mecanismo crítico en la gestión de la seguridad alimentaria, diseñado para prevenir, controlar y mitigar los riesgos asociados al consumo de alimentos. Este proceso se despliega en varias etapas esenciales, desde la detección inicial del problema hasta la comunicación efectiva y la implementación de medidas correctivas.

Detección del Problema

El primer paso en el proceso de alertas alimentarias es la identificación de un riesgo potencial para la salud que puede surgir en cualquier punto de la cadena de suministro de alimentos. Esto incluye, pero no se limita a, la contaminación microbiológica, química o física, el etiquetado incorrecto y la presencia de alérgenos no declarados.

La detección puede ser el resultado de controles rutinarios de calidad, pruebas de laboratorio, informes de enfermedades o quejas de consumidores. La eficacia de esta etapa depende en gran medida de la robustez de los sistemas de trazabilidad alimentaria en vigor, que permiten rastrear el origen y la distribución de los productos implicados.

Comunicación de la Alerta

Una vez identificado el problema, se procede a comunicar la alerta a las autoridades competentes, como agencias de seguridad alimentaria y reguladores, quienes evalúan el riesgo y determinan la necesidad de una acción pública.

Esta etapa incluye la recopilación y el análisis de toda la información relevante sobre el producto afectado, como los lotes implicados y su distribución en el mercado. La transparencia y la rapidez son cruciales para asegurar una respuesta efectiva, minimizando el riesgo para los consumidores y permitiendo una rápida retirada o corrección del producto.

Acciones de Retirada y Corrección

En respuesta a la alerta alimentaria, se pueden tomar varias acciones para proteger la salud pública, que van desde la retirada del producto del mercado hasta la emisión de avisos a los consumidores para que no consuman el producto afectado. Las empresas pueden también emprender acciones correctivas para abordar la causa subyacente del problema, como mejorar los procesos de fabricación o implementar medidas de control de calidad adicionales.

La efectividad de esta etapa se basa en la colaboración entre productores, distribuidores, minoristas y las autoridades, asegurando que las medidas adoptadas sean comunicadas efectivamente a todos los eslabones de la cadena de suministro y, lo más importante, al consumidor final.

Seguimiento y Evaluación

Tras la implementación de las medidas correctivas, se realiza un seguimiento para asegurar la efectividad de las acciones tomadas y para prevenir la recurrencia del problema. Esto puede incluir análisis adicionales de los productos afectados, revisión de los procedimientos de seguridad alimentaria y la evaluación de la respuesta a la alerta alimentaria. La retroalimentación obtenida durante este proceso es invaluable para mejorar continuamente los sistemas de trazabilidad y gestión de alertas alimentarias.

Desafíos Actuales

  1. Globalización de la Cadena de Suministro: La extensa red de producción y distribución dificulta el seguimiento de la procedencia y distribución de los alimentos, aumentando el riesgo de contaminación cruzada y la dificultad de gestionar alertas efectivas.
  2. Complejidad de los Productos Alimenticios: La creciente variedad de ingredientes y procesos involucrados en la fabricación de alimentos complica la identificación de fuentes de contaminación y alérgenos no declarados.
  3. Cambios en los Patrones de Consumo: Las tendencias hacia alimentos más naturales, orgánicos y de origen local, aunque positivas, pueden introducir nuevos riesgos y desafíos en la seguridad alimentaria.
  4. Limitaciones Tecnológicas: La falta de tecnología avanzada en algunas regiones o sectores dificulta la implementación de sistemas de trazabilidad efectivos.

Propuestas de Mejora

  • Implementación de la Tecnología Blockchain: El uso de blockchain en la trazabilidad alimentaria ofrece una transparencia sin precedentes en la cadena de suministro, permitiendo un seguimiento prácticamente en tiempo real de los productos, desde el origen hasta el consumidor. Esto facilita la rápida identificación y gestión de alertas alimentarias.
  • Software de Total Food Control: Nuestro software de trazabilidad se adapta a todo tipo de empresas para optimizar los procesos de producción, generar árboles de trazabilidad automáticamente, reducir horas de trabajo y digitalizar una parte esencial de su empresa.
  • Mejoras en la Comunicación y la Educación: Es crucial desarrollar sistemas de comunicación más efectivos que alcancen tanto a los actores de la cadena de suministro como al consumidor final. La educación sobre la importancia de las alertas alimentarias y cómo actuar ante ellas puede fortalecer la seguridad alimentaria a nivel comunitario y individual.
  • Cooperación Internacional y Normativas Armonizadas: Fortalecer la cooperación entre países y armonizar las regulaciones puede ayudar a gestionar los desafíos que presenta la globalización de la cadena de suministro de alimentos. Esto incluye el intercambio de información sobre alertas alimentarias y mejores prácticas.

Solicita tu Prueba GRATIS de Total Food Control

Para las empresas del sector alimentario, mantenerse al día con las mejores prácticas en seguridad y trazabilidad alimentaria es más que una obligación regulatoria; es una responsabilidad hacia sus consumidores y una inversión en la reputación y sostenibilidad de su marca.

En este contexto, Total Food Control ofrece una solución innovadora que aborda estos desafíos de manera eficaz. Con nuestras herramientas avanzadas y enfoque integral hacia la trazabilidad y la gestión de alertas alimentarias, las empresas pueden anticiparse a los riesgos, gestionar eficientemente las alertas y asegurar la conformidad con las normativas más exigentes.

Invitamos a todas las empresas del sector a dar un paso adelante hacia una gestión más segura y transparente de sus cadenas de suministro alimentario. Solicite hoy mismo una prueba gratis de 10 días de Total Food Control y descubra cómo podemos ayudarle a mejorar sus operaciones, minimizar riesgos y proteger a sus consumidores. Juntos, podemos avanzar hacia un futuro más seguro y confiable en la industria alimentaria.

Cómo prevenir Alertas Alimentarias en el sector Cárnico

En la industria cárnica, la seguridad alimentaria es un pilar fundamental que sostiene no solo la confianza del consumidor, sino también la integridad y sostenibilidad del sector en su conjunto. Con un entorno cada vez más globalizado y cadenas de suministro complejas, la trazabilidad se ha convertido en una herramienta indispensable para asegurar que los productos cárnicos cumplan con los más altos estándares de calidad y seguridad.

Sin embargo, mantener esta trazabilidad y prevenir las alertas alimentarias representa un desafío constante para productores, procesadores y distribuidores por igual. En este contexto, el software Total Food Control emerge como una solución innovadora, ofreciendo un enfoque integral para la gestión de la seguridad alimentaria.

Trazabilidad en el Sector Cárnico

La trazabilidad en el sector cárnico se refiere al seguimiento de cada paso del proceso productivo, desde el origen del animal hasta el producto final que llega al consumidor. Esta capacidad de seguimiento no solo es una exigencia regulatoria en muchos países, sino que también es un componente crítico para garantizar la seguridad y calidad de los alimentos.

Los consumidores están cada vez más interesados en conocer el origen y el proceso de producción de los alimentos que consumen. Una trazabilidad efectiva fortalece la confianza del consumidor al proporcionar transparencia y evidencia de buenas prácticas a lo largo de toda la cadena de suministro.

Además, permite identificar rápidamente la fuente de cualquier contaminación o problema de calidad, facilitando las acciones correctivas necesarias para prevenir riesgos para la salud pública. En caso de una alerta alimentaria, se pueden retirar específicamente los lotes afectados, minimizando el impacto tanto en los consumidores como en las empresas.

Desafíos actuales en la Prevención de Alertas Alimentarias

La prevención de alertas alimentarias en el sector cárnico enfrenta múltiples desafíos en un contexto globalizado y tecnológicamente avanzado. Estos obstáculos no solo ponen a prueba la capacidad de las empresas para garantizar la seguridad alimentaria, sino que también destacan la necesidad de adoptar soluciones innovadoras como Total Food Control. Estos son algunos de los principales desafíos actuales:

  • Complejidad de las cadenas de suministro: Las cadenas de suministro del sector cárnico se han vuelto cada vez más globales y complejas, involucrando a numerosos actores, desde granjas hasta procesadores, distribuidores y minoristas.
  • Cambios en los patógenos y resistencia a los antibióticos: Estos cambios requieren una constante actualización de las prácticas de prevención y detección, así como sistemas de trazabilidad que puedan adaptarse rápidamente a nuevas amenazas.
  • Incremento en las expectativas de los consumidores: Esta demanda por mayor transparencia y calidad obliga a las empresas a implementar sistemas de trazabilidad más sofisticados, capaces de proporcionar información detallada y verificable sobre el origen y manejo de los productos.
  • Regulaciones más estrictas: A nivel mundial, las regulaciones sobre seguridad alimentaria y trazabilidad son cada vez más estrictas, lo que exige a las empresas del sector cárnico una mayor inversión en tecnología y procesos para asegurar el cumplimiento.

Total Food Control: Innovación en la gestión de Seguridad Alimentaria

En un entorno donde la trazabilidad y la seguridad alimentaria son de máxima prioridad, Total Food Control se posiciona como una solución líder e innovadora diseñada para enfrentar los retos actuales del sector cárnico. Este software avanzado ofrece un enfoque integral y adaptado a las necesidades específicas de la industria, ayudando a las empresas a superar los desafíos en la prevención de alertas alimentarias.

Total Food Control se erige así como una solución esencial para el sector cárnico, brindando las herramientas necesarias para navegar los desafíos de la seguridad alimentaria en el siglo XXI. Con su capacidad para adaptarse a las necesidades específicas de cada empresa, este software no solo responde a los problemas actuales, sino que también prepara a las organizaciones para los desafíos futuros, asegurando que permanezcan a la vanguardia en la protección de los consumidores y la promoción de prácticas sostenibles en la industria.

Solicita tu Prueba GRATIS de Total Food Control

La implementación de Total Food Control en su operación no solo mejorará la trazabilidad y la seguridad de sus productos, sino que también optimizará la eficiencia operativa, reducirá costos y fortalecerá la relación con sus consumidores. Este software se destaca como un aliado estratégico para cualquier empresa del sector cárnico comprometida con la excelencia y la innovación en la seguridad alimentaria.

Para las empresas que buscan liderar en calidad y confianza, invitamos a solicitar una prueba gratis de 10 días de Total Food Control. Esta es una oportunidad única para experimentar de primera mano cómo nuestra solución puede transformar su gestión de seguridad alimentaria, reducir riesgos y abrir nuevas oportunidades de crecimiento.

No espere a que surja la próxima alerta alimentaria para tomar acción. Contacte con nosotros hoy mismo y dé el primer paso hacia una seguridad alimentaria sin precedentes en su empresa.

Slow Food: Un Camino hacia la Sostenibilidad y Seguridad Alimentaria

En un mundo donde la rapidez y la conveniencia a menudo dictan nuestras elecciones alimentarias, el movimiento «Slow Food» emerge como un llamado a la reflexión y acción hacia una forma más consciente y sostenible de producir, elegir y consumir nuestros alimentos.

El presente artículo se propone explorar el movimiento Slow Food desde la perspectiva de la seguridad alimentaria, desentrañando cómo sus principios de alimentos buenos, limpios y justos no solo apuntan a mejorar la calidad de nuestra dieta, sino también a asegurar la sostenibilidad de los sistemas alimentarios y proteger la biodiversidad.

¿Qué es el Movimiento Slow Food?

El Movimiento Slow Food surgió como una alternativa y resistencia al avance del fast food y la industrialización de la alimentación, promoviendo un enfoque más consciente y sostenible hacia lo que comemos. Abogando por la preservación de las tradiciones culinarias locales, el apoyo a los pequeños productores, y la promoción de métodos de cultivo y producción que respetan el medio ambiente y la biodiversidad.

Este movimiento no solo se preocupa por la calidad y el origen de los alimentos, sino también por el impacto que nuestras elecciones alimentarias tienen en el mundo que nos rodea. A través de la educación, la concienciación y la colaboración, Slow Food busca inspirar a individuos y comunidades a optar por alimentos «buenos, limpios y justos», es decir, alimentos que son buenos para ellos, buenos para las personas que los producen y buenos para el planeta.

Impacto en la Seguridad Alimentaria

El movimiento fomenta el desarrollo de sistemas alimentarios locales y sostenibles que conectan directamente a los productores con los consumidores. Esta proximidad reduce la dependencia de cadenas de suministro largas y complejas, las cuales son vulnerables a interrupciones y no siempre transparentes en cuanto a prácticas de producción.

Además, a través de programas educativos y campañas de concienciación, Slow Food informa a las personas sobre la importancia de elegir alimentos que no solo son buenos para ellos, sino también para el medio ambiente y las comunidades productoras. Esta educación alimentaria mejora la seguridad alimentaria al empoderar a los individuos para que tomen decisiones informadas sobre su alimentación.

Sostenibilidad y Medio Ambiente

Su enfoque en la sostenibilidad se extiende más allá de la simple producción y consumo de alimentos, abarcando una visión holística que incluye la protección de la biodiversidad, la promoción de prácticas agrícolas ecológicas y el fomento de una ética de consumo responsable. Este compromiso con el medio ambiente es fundamental para asegurar no solo la salud de nuestro planeta, sino también la viabilidad a largo plazo de nuestros sistemas alimentarios.

Este movimiento aboga por métodos de agricultura que minimizan el impacto ambiental, promoviendo técnicas que conservan los recursos naturales, mejoran la salud del suelo y fomentan un equilibrio ecológico. Esto incluye prácticas como la agricultura orgánica, la permacultura y la agroecología, que evitan el uso de pesticidas y fertilizantes químicos nocivos.

El Futuro del Movimiento Slow Food

A medida que el mundo enfrenta desafíos crecientes relacionados con el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, y las desigualdades en el sistema alimentario global, el Movimiento Slow Food se posiciona como un catalizador esencial para el cambio hacia prácticas más sostenibles y equitativas:

  • Expansión Global e Inclusión: La diversificación de sus miembros y la colaboración con una variedad de actores, desde pequeños agricultores hasta grandes organizaciones internacionales, serán cruciales para su éxito y relevancia futuros.
  • Innovación y Tecnología: La tecnología puede ayudar en la trazabilidad de los alimentos, la promoción de mercados locales a través de plataformas digitales y en la educación y sensibilización sobre temas de sostenibilidad alimentaria.
  • Educación y Conciencia: Los programas educativos se expandirán para incluir no solo la historia y la cultura alimentaria, sino también temas críticos como el cambio climático, la biodiversidad y la nutrición sostenible.
  • Resiliencia y Adaptabilidad: El movimiento buscará desarrollar estrategias que aumenten la resiliencia de las comunidades alimentarias locales, garantizando que puedan soportar y recuperarse de tales impactos.

Solicita tu Prueba GRATIS de Total Food Control

La realización de este futuro sostenible requiere más que solo un cambio en nuestras elecciones alimentarias individuales. También necesita herramientas innovadoras que puedan apoyar y promover los principios de Slow Food a nivel global. Aquí es donde entra en juego el software Total Food Control.

Este sistema ofrece a productores, distribuidores y consumidores una plataforma integral para gestionar, rastrear y asegurar la calidad y sostenibilidad de los alimentos, alineándose perfectamente con los objetivos del Movimiento Slow Food. Total Food Control facilita la transparencia completa desde la granja hasta la mesa, asegurando que los alimentos no solo sean buenos, limpios y justos, sino también seguros y trazables.

Invitamos a todos los que estén comprometidos con la mejora de nuestros sistemas alimentarios a explorar cómo Total Food Control puede apoyar sus esfuerzos. Regístrese hoy para una prueba gratuita de 10 días y descubra cómo podemos trabajar juntos para crear un futuro alimentario que valore la calidad y sostenibilidad para todos.

Símbolos de alérgenos para restaurantes

Hoy en día se debe aportar la documentación necesaria en los espacios de restauración para productos que puedan provocar intolerancia en los comensales y productos con nuestras recetas.

Las sanciones se consideraron una vez que diferentes estudios concluyeron que el 70% de los casos de anafilaxia ocurrían fuera del hogar. El ícono del alérgeno alimentario es un símbolo fácilmente reconocible que se utiliza en la industria de alimentos y bebidas para avisar del contenido del alérgeno. A continuación te explicamos todo lo que debes saber sobre los iconos de los alérgenos alimentarios para restaurantes.

¿Qué es una alergia alimentaria?

Las alergias alimentarias ocurren cuando el sistema inmunitario de una persona reacciona negativamente a las proteínas de ciertos alimentos. Incluso la cantidad más pequeña de proteína alergénica puede desencadenarlo, y los síntomas incluyen:

  • Picazón en la boca.
  • Manchas y urticaria en la piel.
  • Hinchazón en labios y cara.
  • Respiración dificultosa.
  • Tos y sibilancias.
  • Náuseas, calambres y vómitos.
  • Mareos, aturdimiento o desmayo.

Aunque, la reacción alérgica más grave que existe es el shock anafiláctico: una caída repentina de la presión arterial, las vías respiratorias se cierran y la respiración se bloquea por completo. El único tratamiento eficaz sería una inyección de epinefrina.

14 símbolos de alérgenos alimentarios

El 13 de marzo de 2014 entró en vigor el Reglamento UE nº 1169/2011, que modifica la práctica de información al consumidor sobre productos o ingredientes alérgicos. Esto significa que todas las empresas de alimentos están obligadas a proporcionar información sobre los ingredientes alergénicos en los alimentos que sirven.

Para informar a los consumidores, la UE ha desarrollado una lista de 14 símbolos de alérgenos que deben identificarse cuando se utilizan como ingredientes en platos o alimentos:


Recomendaciones para mostrar iconos y símbolos de alérgenos

  • Todos los empleados deben conocer los 14 símbolos e íconos de alérgenos que deben ser reconocidos.
  • Es importante asegurarse de que los símbolos de alérgenos se actualicen con cada cambio de menú, porción o incluso cualquier cambio de ingrediente en la receta.
  • Los restos de productos alérgenos que puedan estar presentes en el plato deben indicarse mediante el símbolo o icono de alérgeno.
  • A la hora de enviar cartas a los clientes, debemos preguntar si alguno tiene algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria.
  • La comunicación entre el comedor y la cocina debe ser directa y clara.
  • En caso de duda o posible confusión, nunca sirva el alimento en cuestión a una persona alérgica.
  • Es importante que la información escrita sea correcta y completa, yendo más allá de tablas, símbolos y letras.

Cómo controlar la presencia de gluten en la hostelería

Uno de los riesgos más importantes a tener en cuenta por parte del equipo de cocina de un establecimiento del sector hostelero son los alérgenos, puesto que no tomar las medidas de higiene, manipulación e información adecuadas puede poner en peligro la salud de los clientes.

El gluten es uno de ellos y de los más difíciles de gestionar, puesto que muchos alimentos preparados llevan gluten, aunque a primera vista no lo parezca.

De acuerdo con un artículo publicado en el Diari Ara recientemente, menos de un 1% de los establecimientos de restauración en Cataluña son aptos para celíacos. De hecho, desde el 2014 han aumentado en más de un 600% las reclamaciones por intoxicaciones.

En el artículo se hace eco de que, aunque en los últimos años ha aumentado el número de restaurantes que ofrecen opciones sin gluten, en Cataluña solo 323 están acreditados como aptos para celíacos (menos de un 1% del total). En Barcelona, en concreto, la situación es similar, puesto que, según datos de la Asociación de Celíacos de Cataluña, de los 1.270 restaurantes que ofrecen opciones sin gluten, únicamente 79 son realmente seguros.

Según la Asociación, esto se debe a que muchos de los establecimientos no tienen en cuenta la contaminación cruzada durante la preparación de alimentos y, por lo tanto, acaban sirviendo comidas con trazas de gluten. Además, aseguran que más del 80% de los establecimientos que ofrecen comida sin gluten no cumplen el reglamento europeo sobre la información alimentaria facilitada al consumidor y sobre el etiquetado de los productos sin gluten en productos no envasados, cosa que también hace incrementar las cifras por intoxicaciones.

A medida que se acerca el verano, incrementa el número de personas que comen fuera de casa, con lo que se deben reforzar los recursos para controlar la presencia de gluten en la hostelería.

A continuación, te damos algunos consejos que están en línea con las medidas que deben tomarse para gestionar los alérgenos en la industria alimentaria que te explicamos en este otro artículo.

Formación del personal

Especialmente en verano, en que hay una alta rotación del personal, es imprescindible asegurarse que toda la plantilla cuenta con formación actualizada en buenas prácticas higiénicas, manipulación de alimentos y control de alérgenos, para eliminar el riesgo de contaminación cruzada en las cocinas.

En Proacciona ofrecemos cursos de formación tanto online como de forma presencial para adaptarnos a las necesidades de tu negocio. Aquí encontrarás toda la información.

Buena comunicación entre comedor y cocina

Con tal de evitar intoxicaciones por alérgenos como el gluten es muy importante que haya un buen sistema de comunicación entre el comedor y la cocina.

Esta comunicación debe ser bidireccional, es decir, el personal del comedor debe preguntar sobre posibles alergias y notificarlas inmediatamente a cocina, así como conocer los alérgenos que pueden contener los diferentes platos del menú.

Del mismo modo, la cocina debe informar al personal del comedor sobre cualquier modificación en la preparación de alimentos que implique algún alérgeno, así como asegurarse que el plato libre de alérgenos que se entrega al personal de comedor es el correcto.

Gestión de materias primas

En la ficha técnica de cada materia prima debe anotarse la presencia o ausencia de cualquier sustancia alergénica. Con esta información, se puede hacer una tabla que relacione todas las materias primas con sus alérgenos.

Con nuestra App Total Food Control puedes llevar este registro de forma fácil y automatizada, así como controlar en todo momento los alérgenos que puede contener cada preparación. Elaborats Milà, que elabora magdalenas y productos de bollería sin gluten, ya hace tiempo que usa nuestro software de trazabilidad para, entre otras cosas, controlar que todos los productos que ponen en el mercado son seguros para personas celíacas. Te lo explican en este vídeo.

Por otro lado, para reducir el riesgo de contaminación por gluten, como menor sea el porcentaje de producto ya procesado por la industria alimentaria en la cesta de la compra mejor, ya que muchos alimentos procesados llevan gluten, aunque no lo parezca a simple vista.

Así mismo, para gestionar el almacén y las neveras de tu negocio de manera simple y tener controlados los alimentos que pueden contener gluten, especialmente una vez abiertos y conservados en un envase que no es el original, es muy útil contar con sistemas de etiquetado específicos, como los que encontrarás en nuestra página web.

Evitar la contaminación cruzada

Como te comentábamos al principio, uno de los puntos clave para asegurar que no hay trazas de gluten en un alimento es evitar la contaminación cruzada. Para ello, formar a tu personal en esta área es imprescindible. Aquí encontrarás más información.

En este curso se explican las medidas que deben tomarse en una cocina para evitar la contaminación cruzada, como por ejemplo tener áreas, líneas de preparación y almacenes completamente separados, así como las demás prácticas que te explicamos en este otro artículo.

Procesos de limpieza

Incluso la presencia de pequeñas cantidades de gluten puede tener consecuencias graves, por eso se debe prestar mucha atención durante los procesos de limpieza. Pautas como la preferencia por sistemas de limpieza en húmedo en lugar de seco y contar con equipos de limpieza específicos y diferenciados para cada tipo de alérgeno que se limpie, son imprescindibles.

Además, una etapa importante a considerar es la validación, es decir, comprobar si el proceso elimina los alérgenos con éxito mediante el análisis de los platos preparados tras la limpieza.

Declaración en el menú

El Reglamento UE 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor en el etiquetado es la legislación de referencia en el Real Decreto 126/2015 sobre la información alimentaria de los alimentos que se venden sin envase, entre los que se incluyen los que se sirven en el sector hostelero.

Por ello, del mismo modo que en el envase de un alimento deben mencionarse los alérgenos, debe hacerse lo mismo en los menús de bares, restaurantes y hoteles. Una manera visual y sencilla de alertar a los consumidores con alergia o intolerancia al gluten es mediante el uso de iconos, ya sea en el menú o en una tabla de alérgenos en la que se detalle para cada plato la ausencia o presencia de cualquier alérgeno.

Además, como mencionábamos antes, también es recomendable que el personal de sala esté informado y formado sobre los ingredientes de cada plato, sobre todo de aquellos que pueden provocar una reacción alérgica o intolerancia, como el gluten, así como de su proceso de elaboración.

Plan APPCC

Todos estos puntos deben tenerse en cuenta en la implantación del plan APPCC, imprescindible para identificar los riesgos que puedan llevar a la contaminación por gluten y determinar las medidas necesarias para ofrecer alimentos seguros. Desde Proacciona hacemos auditorías APPCC en el sector de la hostelería para asegurarnos que todos estos riesgos estén bajo control y, en caso contrario, aplicar medidas de corrección. Aquí encontrarás más información.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a esclarecer dudas y a tener más claro qué medidas deberías implantar para asegurar que tu establecimiento hostelero es apto para celíacos.

Si quieres más información sobre cómo puede ayudarte nuestra App Total Food Control, nuestros cursos de formación o nuestros servicios de consultoría en APPCC, rellena el formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo lo más rápido posible.